8 consejos para cuidar tus huesos y evitar la osteoporosis


¿Sabías que los huesos cambian continuamente? Sí, el cuerpo genera tejido óseo nuevo, y el tejido óseo existente se desgasta. La mayoría de las personas alcanzan su densidad ósea máxima alrededor de los 30 años. Después de eso, la remodelación ósea continúa, pero se pierde ligeramente más densidad ósea de la que se gana y aumentan los riesgos de sufrir osteoporosis, por eso es muy importante cuidar la salud de nuestros huesos y garantizar un estado óptimo.

¿Qué es la osteoporosis?

La osteoporosis es una enfermedad que afecta a los huesos; se produce por una disminución del tejido que los forma y tiene como consecuencia el adelgazamiento de los mismos, provocando que sean más frágiles. Se trata de una enfermedad que no produce síntomas y es más frecuente en mujeres postmenopáusicas

Aquí te dejamos 8 consejos para que cuides tus huesos de la mejor forma y evites sufrir osteoporosis:

1. Ejercítate regularmente:

Una de las recomendaciones más comunes e importantes es hacer ejercicio de forma constante y regular. Esto fortalece tus huesos y músculos y te mantiene en el peso ideal acorde a tu edad y estatura. Hacer ejercicio por unos 30 minutos diariamente puede influir positivamente tu estilo de vida y tu salud.

2. Asegúrate de tener una alimentación saludable y rica en calcio:

Pocas personas saben que la cantidad diaria de calcio recomendada para los adultos es de 700 mg, que en la mayoría de los casos se extrae de los alimentos. Para obtenerla, lo ideal es consumir productos lácteos como queso, yogur y leche baja en grasa, vegetales de hojas verdes como el brócoli o la col, soja y tofu, nueces, semillas y pan.

3. Toma el sol y dale vitamina D al cuerpo:

¿Sabías que apenas nace un bebé una de las primeras indicaciones del pediatra es que tome sol diariamente? La vitamina D es indispensable para la regulación del calcio en el organismo y por lo tanto, también es muy importante para mantener los huesos fuertes. La mayor fuente de producción de esta vitamina es la piel, gracias a la exposición a los rayos solares.

Por lo tanto, ponerse bajo el sol todos los días de forma regulada, puede ayudar a mejorar el estado de los huesos.

4. No fumes:

Sabemos que dejar un vicio no es fácil. Pero dejar el cigarrillo no sólo significa mejorar notablemente tu salud respiratoria y de quienes te rodean, significa ahorro y mejoras en tu salud ósea. El tabaco está asociado a un mayor riesgo de desarrollar osteoporosis que sumado a los otros factores de riesgo que pueden darse en las personas con EM (mujeres post-menopáusicas, vida sedentaria, etc.) puede agravar la afectación ósea.

5. Reduce el consumo de alcohol:

La ingesta de alcohol reduce la capacidad del cuerpo de producir nuevo material óseo. Además, debido al efecto que tiene sobre el equilibrio, el estado de embriaguez incrementa el riesgo de sufrir caídas. Por lo tanto, para una mejor salud ósea, así como para evitar fracturas patológicas, es recomendable evitar el consumo de grandes cantidades de alcohol.

6. Controla tu peso:

Gracias al ejercicio y la buena alimentación puedes estar atento al estado de tu peso para hacer cambios y ajustes necesarios.

7. Consume vitamina k2:

Diversos estudios recientes demostraron que el calcio no está solo. De hecho, lo más relevante es que el calcio esté en los sitios donde debe estar, y no el aporte en sí mismo, según explicó la doctora Daiana Feskanich, quien publicó estudios al respecto en la revista de la Sociedad Americana de Nutrición Clínica.

La especialista destacó la vitamina k2 como el nutriente que regula los movimientos del calcio, esto se debe a la osteocalcina, una proteína dependiente de vitamina K, que es la responsable de llevar al calcio a la estructura ósea y fortalecer los huesos sanos. Cuando falta vitamina k el aporte de calcio tiende a generar calcificaciones. La osteocalcina depende del aporte alimenticio de vitamina K2 para funcionar adecuadamente. Así, la deficiencia de esta vitamina puede llevar a la pérdida de calcio en los huesos y la reducción de la calidad del hueso.

8. Vigila tus niveles hormonales:

Los niveles altos de hormona tiroidea pueden causar osteoporosis. En las mujeres, la disminución de la masa ósea aumenta de forma considerable durante la menopausia debido a la disminución de los niveles de estrógeno. La ausencia prolongada de la menstruación (amenorrea) antes de la menopausia también aumenta el riesgo de osteoporosis. En los hombres, los niveles bajos de testosterona pueden causar la disminución de la masa ósea.

Como puedes ver, en tus manos está que el cuidado de tus huesos sea el adecuado para que tengas una vida más sana y feliz. Hacer pequeños cambios en nuestras rutinas para tener un estilo de vida más saludable es beneficioso para mente y cuerpo. También es fundamental tener en cuenta que ante cualquier duda con respecto a la salud de tus huesos, debes consultar a un médico especialista.

La Clínica de Fracturas de Medellín cuenta con un equipo dispuesto a atenderte con la mejor actitud, profesionalismo y equipos de última tecnología. Solicita tu cita aquí

Clínica de Fracturas de Medellín
Movimiento es vida
Horario de atención: de lunes a domingo de 7:00 a.m. a 7:00 p.m.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *