Las manos, una prolongación de nuestro cerebro.


Las manos, una prolongación de nuestro cerebro.

Los monos caminan semierectos y apoyando siempre sus manos, y fue este el paso decisivo que diferenció al hombre de los monos: el momento en el que dejó de caminar por el suelo y comenzó erguirse, permitiendo que sus manos pudieran desempeñar funciones distintas. Luego de esto, el hombre comenzó a fabricar herramientas y a utilizar sus manos para pensar, crear y alimentarse. Paleontólogos descubrieron que el cerebro de nuestros ancestros incrementó su volumen y peso a través de los años hasta el Homo sapiens, debido al desarrollo del uso de la mano.

Las manos han sido parte vital de nuestro desarrollo; Anaxágoras pensaba que por ellas nos habíamos convertido en el ser vivo más inteligente, a diferencia de Aristóteles quien consideraba que por ser el más inteligente de los seres vivos es que poseemos las manos.

Y es por esto, que actualmente la mano es considerada el órgano más importante después del cerebro, debido a que nos permite explorar y descubrir el mundo, además de su función locomotora. ¿Qué harías sin tus manos? Ellas nos permiten expresar, proteger, crear, comer, construir, dibujar e incluso pensar. Y es que científicamente está comprobado que la mano es una prolongación de nuestro cerebro y gracias a esta, nuestro cerebro ha sido capaz de desarrollarse.

En el Centro de Fracturas de Medellín sabemos que las manos son muy importantes para la vida diaria, por eso nuestra fisioterapeuta Carolina Samper, te enseñará cual es el dedo más útil de la mano.

Si quieres saber más sobre cómo cuidar tu dedo pulgar, diligencia el siguiente formulario.

Nombre*
Correo electrónico*
Teléfono*

Al enviar los datos usted acepta las Políticas de privacidad

Campos (*) obligatorios.

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *